La deriva de los arrendamientos y desahucios.

Aviso, esta entrada es atípica, una especie de ensayo y reflexión sobre arrendamientos y desahucios, si sigue leyendo es bajo su propia responsabilidad.

Hace unos días, durante una conversación en twitter con  Rafa Sanz surgió la idea de este post, como reflexión a la gravísima problemática de los desahucios.

Antes de nada aclaro que  no quiero entrar en el debate del contenido y efectividad Derecho a la vivienda, recogido en el artículo 47 de la Constitución Española, ese, aunque muy relacionado, es otro debate.

Quiero también especificar en la terminología, ya que debido a la triste realidad cotidiana, se ha propagado el término desahucio tanto para referirse al desahucio propiamente dicho, como a un lanzamiento derivado de una ejecución hipotecaria.

En muchos casos resulta evidente la injusticia material, a  pesar de ser cuestiones ajustadas a la ley, que supone que  una entidad bancaria, aún declarando importantes  beneficios y plusvalías en sus balances anuales, y en muchos casos  beneficiadas por ayudas estatales, provoque con una  ejecución hipotecaria que personas, familias enteras, pierdan su vivienda.  Es fácil detectar que el mismo ejercicio de ese derecho de la entidad bancaria puede suponer una especie de abuso de derecho en la práctica, amparado en una legislación que no resuelve estos conflictos de manera óptima, muy superada por la realidad.

Sin embargo, la cosa se complica cuando se trata de arrendamientos en los que el arrendador es persona física, al igual que el arrendatario. En estos casos se producen las mismas situaciones dramáticas que en el supuesto anterior, pero además puede provocarse esa situación también en la persona del arrendador, que se ve cómo pierde unos ingresos que necesita para vivir. Evidentemente no hablamos de personas que se dediquen a especular con la adquisición de viviendas, sino aquellas que tienen una vivienda arrendada, como complemento a sus ingresos o como único ingreso.  Confrontamos en estos casos necesidades legítimas de personas en un plano de mucha mayor igualdad, y de muy difícil solución. 

Las políticas del Estado (entiéndase en sentido amplio incluyendo administración de CC.AA. con competencias en la materia) en torno a la vivienda se han orientado hacia la adquisición de viviendas mediante régimen de V.P.O. y similares, tipos reducidos en préstamos hipotecarios para la compra de viviendas, y como no, incentivos fiscales. Curiosamente, mucho más reducido ha sido el apoyo a los alquileres, tanto a arrendatarios como a arrendadores. Alguna bolsa de vivienda, deducciones para alquiler para menores de cierta edad y poco más. De hecho, se ha modificado la LEC para “acelerar” los desahucios,  y con la última modificación de la Ley de Arrendamientos Urbanos, que entró en vigor en junio de 2013, se penaliza aún más el arrendamiento (para el arrendadatario) al reducir el plazo mínimo de duración.

La conversación que desata esta entrada me recordó ideas que siempre me han rondado, y que no sé si serían positivas, aplicables, prácticas, en cualquier caso entiendo que un tema tan delicado como este debería tener un programa específico, más allá de soluciones a golpe de remiendos normativos.

Me pregunto por qué no se ha elaborado algo como lo que expongo a continuación o similar (yo no tengo constancia de que exista, si fuera así ruego me lo hagan saber), advirtiendo previamente que no ostento la condición de “sabio” de esos que consulta el Gobierno. Ahí va:

Elaboración de un programa integral de apoyo al arrendamiento, integrado por una bolsa de viviendas en arrendamiento, dependiente y gestionada por el Ministerio o Consejería correspondiente. Se inscribirían tanto arrendadores como arrendatarios interesados, pero sólo válido para arrendadores que sean personas físicas, los contratos podrían ser contrato tipo facilitados  y revisados por el organismo que los gestione,  evitando abusos y mala praxis voluntaria o involuntaria, podrían estar asegurados con póliza avalada por Gobierno Autonómico con competencias en la materia, o mediante un sistema similar, algún tipo de fondo de garantía.  El organismo gestor podría hacer función de asesoramiento, control y búsqueda de la vivienda más adecuada a los ingresos del arrendatario. De cada mensualidad que reciban los arrendadores se deduciría un importe proporcional, para sufragar cuotas del seguro o cuotas o del fondo de garantía, de este modo en caso de impago el seguro se haría cargo del importe no abonado con un límite de unas determinadas mensualidades, similar al funcionamiento del Consorcio de Compensación de Seguros o al Fondo de Garantía Salarial. De esta manera se refuerzan las garantías para ambas partes, podría reducirse litigiosidad,  y además todos esos arrendamientos serían visibles fiscalmente, y por tanto se tributaría por ello.

Evidentemente es un sistema groseramente esbozado, y expuesto en líneas generales,  pero es como entiendo que la política sobre vivienda (y sobre cualquier asunto de esta importancia) debería ir enfocada, con planteamientos  integrales y que en cierto modo sean transversales. Aparentemente no se ha tratado así, y no sabemos por qué.

La pregunta es ¿Utopía o posibilidad real?

Anuncios

Acerca de Raúl G. Gámez

Abogado.
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a La deriva de los arrendamientos y desahucios.

  1. Se ha hecho Raul, bolsas de vivienda similares y no han funcionado. El problema heredado de este país radica en la inexistencia de vivienda de alquiler social en términos porcentuales como otros países europeos, que hubiera frenado el precio del alquiler, y por extensión de la compraventa de vivienda. Pero claro, eso hubiera jodido el negocio de todos los que se beneficiaron con la burbuja inmobiliaria, que fueron MUCHOS

    • Al menos en Canarias las bolsas de viviendas que se han hecho han estado muy mal gestionadas.

      Evidentemente el trasfondo especulativo existió y por eso estamos así. No obstante, una vez pasada la burbuja, tampoco se ha potenciado el alquiler, que ahora está más demandado.

      Gracias por comentar.

  2. Existen esas cosas pero no funcionan, en mi opinión porque están dentro de la esfera de la administración, y ésta en España funciona mal, o rematadamente mal. Como muestra, el significativo parque de viviendas que dice gestionar Visocan y que no está precisamente al día.
    Cuando lleve unos años funcionando la reforma de la LAU y de la LEC sobre los desahucios y se tenga cierta seguridad que en caso de incumplimiento de pago se va poder recuperar la vivienda en un plazo razonable, a lo mejor se anima el arrendamiento, pero quedaría pendiente el nada desdeñable asunto del pago de lo debido.
    Una alternativa podría ser el arbitraje o la mediación, pero se han cometido muchos abusos con el primero y no existe una tutela institucional (colegio de abogados en particular) seria sobre dichas instituciones, que ayude.

    Un saludo u dos.

    • Totalmente de acuerdo, el arbitraje institucionalizado sería una opción muy válida y ágil para los litigios, y el problema de una administración lenta, mal dirigida y en algunos casos mal dimensionada, provoca que no pueda usarse para aliviar el problema.

      Te agradezco tu opinión.

      Saludos.

  3. María Pilar Tortosa del Carpio dijo:

    Lo que conozco sobre esas gestoras dependientes de Ayuntamientos es fatal. Malo para arrendador y arrendatario.
    No ha interesado, ni interesa soluciones

  4. Finalizas, Raúl, con una pregunta. Mi respuesta: realidad utópica. Como siempre, en este puñetero país, todo lo que dependa de la Administración y tenga que ver con la vivienda, huele a comisión (sí, de las de Bárcenas y compañía…). Otra cuestión que resaltar es que los propietarios de vivienda ‘no llevan demasiado bien’ estar obligado a declarar estos ingresos.
    Tu propuesta me parece absolutamente razonable…incluso te diría que factible…pero contando con la buena voluntad de todos los implicados: Administración, arrendadores y arrendatarios…y ahí está la solución y el problema…

    • Esa idea la tengo desde que estaba en el “lado oscuro”, de tanto disparate que vi. Efectivamente parece que el que entre la Administración es sinónimo de chanchullo, retrasos, burocracia y obstáculos.
      Complicado siempre.

      Gracias por comentar Jose 🙂

      Saludos

  5. Dramón dijo:

    En la pregunta del autor me parece que está implícita la respuesta.

    La preocupación de Raúl no solo es es la de un abogado, que a veces defenderá a inquilinos de quienes propietarios abusan, y otras a arrendadores que no comprenden cómo puede haber gente desaprensiva.

    Es también la de quien, como muchos, creemos que la referencia al derecho a una vivienda digna pomposamente proclamado en la Constitución debería traducirse en medidas efectivas.

    Pero cuando la cultura secular de este país ha premiado la propiedad, se ha estigmatizado al que vive de alquiler, se ha mantenido durante 40 años una legislación arrendaticia desequilibrada y un procedimiento civil injusto, en unos casos -limitación de causas de oposición, muchas veces ciertas, pero implanteables-, y eterno, en otros, lo lógico es que la gente arrastre prejuicios que tardarán mucho en cambiar. Por mucho que, además, se hayan hecho ¿3, 4? reformas express express express de la ley.

    Posible solución para quien no tiene recursos?: Banco público de viviendas, del SAREB o del Ministerio, con condiciones claras para poder acceder a ellas con un proceso de adjudicación que no sea más difícil de pasar que un vía crucis y en el que queden excluídos en primer lugar los que quieran aplicar su bien ganado master en picaresca.

    Yo tengo un piso alquilado y mi despacho es alquilado. Debo de tener mucha suerte porque hace tres años que no hablo con el inquilino por la vivienda; y 4 que no hablo con el dueño por el despacho. Una lotería, seguramente

    Abrazos peninsulares

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s