Abogacía preventiva para dummies

“El español sabe de todo”, me dijo un día un cliente alemán. O al menos en materia legal hay indicadores de que es así.

Parece que no está claro lo beneficioso que resulta asesorarse previamente antes de meterse en cualquier “fregao legal” más o menos cotidiano. De este modo resulta  habitual, que no normal, que se presente un cliente en el despacho con un contrato firmado para que le des el visto bueno, ¡¡¿¿una vez ya firmado??!! Al igual que recibes consultas sobre, mira es que ya hice esto y lo otro, y a ver qué tal lo ves, y si le dices que no lo hubieras recomendado, te dicen que tranquilo, que está controlado… ejem.

A los abogados se nos presentan en ocasiones asuntos, que sin tener ni enjundia ni una naturaleza especialmente complicada, a causa de la iniciativa del cliente, o errores en el asesoramiento, se complica hasta el extremo de apenas poder defender su postura, no sin antes retorcer la normativa a nuestro favor.

Es por todo esto que escribo este  DECÁLOGO DE ABOGACÍA PREVENTIVA PARA DUMMIES. No tiene intención de ser un listado cerrado “numerus clausus”, así que serán bienvenidas sugerencias, recomendaciones y anexos.

1.- ES UN CONTRATO SENCILLO, PARA ESO NO HACE FALTA ABOGADO.

Hasta un simple contrato de arras, puede tener cláusulas y condiciones que, por el valor del bien jurídico que hay en juego, y las consecuencias que acarrean puede provocar consecuencias inicialmente inesperadas, y seguramente más costosas que una simple consulta a tu abogado. No hay que olvidar que hay otra parte con intereses confluyentes pero en muchos sentidos opuestos a los nuestros, cuidadito.

Cuidado también con los procedimientos legales donde no es preceptiva la intervención de abogado, es decir, procedimientos judiciales, como por ejemplo juicio de faltas, donde no es obligatoria la intervención de abogado,  pero ES MUY RECOMENDABLE, se evitan muchas catástrofes.

2.- NO AL BRICOLAJE JURÍDICO:

El bricolaje está bien para los domingos, y con un taladro y un martillo, de este modo el daño que se cause será siempre controlado, y siempre menor que si te empeñas en hacer corta y pega de un contrato (de arrendamiento de vivienda, por ejemplo) que te pasó un amigo, que se lo hizo un conocido, o que te descargaste de internet, y que seguramente si surge un problema puede que te sirva para menos de lo que crees.

3. EL CUÑADISMO JURÍDICO ES LA MUERTE:

Sí, casi todos tenemos ese cuñado, que sabe de todo, desde mecánica del automóvil, hasta fontanería, pasando por ingeniería aeroespacial, y casi siempre tienen grandes conocimientos en geopolítica y macroeconomía, pero seguramente NO TIENEN NI IDEA DE DERECHO, salvo que sean juristas, y esto tampoco lo garantiza. Se recomienda huir despavoridamente. Líos seguros, cuánto más sabe tu cuñado mayor será la minuta del abogado para resolver el entuerto.

4. CADENAS DE EMAIL, WHATSAPP O FACEBOOK.

PELIGRO: Esto es como ir a que te opere una hernia tu carnicero, no es buena idea. No sé si surgen por algún iluminado o por error, pero en la mayoría de los supuestos contienen información errónea, o no precisa, que es casi peor.

Sin ir más lejos, la cadena esa que sugería alquilar tu casa hipotecada por importe bajo a un familiar y por plazo de 100 años, para evitar una ejecución hipotecaria, pues  podría ser considerado delito, así que CUIDADO.

5.- TRÁMITES ADMINISTRATIVOS SENCILLOS. ¿Qué es sencillo para ti?

ARENAS MOVEDIZAS. Los trámites administrativos sencillos, puede hacerlos cualquiera, siempre que sean sencillos y no conlleven repercusiones de importancia. para muchísimos trámites cotidianos ante la administración no es preciso contar con el asesoramiento de un abogado, hay que tener mucho cuidado cuando nos enfrentamos con procedimientos sancionadores por ejemplo, y si hablamos de la Agencia Tributaria hablamos de Código Rojo, OJO NO TOCAR.

6.- HAY CONFIANZA.

No, no la hay, y aunque creamos que la hay, el hecho de no firmar un contrato porque hay confianza es un argumento que carece de sentido, precisamente si hay confianza, y no piensas incumplir, no te importará firmar un contrato, ¿verdad? ¿verdad? ¿verdad?

7.- ASESORAMIENTO POR AMABLES FUNCIONARIOS.

No, amable funcionario no es un oxímoron, existen. Pero ojito, hay grandes profesionales en la administración pública, con gran vocación de servicio, muy serviciales y con gran conocimiento de la materia con la que trabajan. También es cierto que hay otros que no tienen ni idea, y lo más peligroso es que ni ellos mismos lo saben. Si te encuentras con respuestas extrañas, o simplemente tienes dudas sobre derechos a ejercer o sobre el  procedimiento, una segunda opinión de un abogado no estará de más.

8.- FOROS DE INTERNET

PELIGROSÍSIMO. Hay foros muy buenos en materia legal, pero hay otros en los que se dicen auténticas barbaridades. En muchos casos los participantes de los  foros son profesionales del derecho, y a ellos van dirigidos, ya que saben interpretar las respuestas recibidas y encajarlas en un entorno legal preciso. De otro modo, y salvo que sean cuestiones muy sencillas no es recomendable usarlos, si no se tienen conocimientos avanzados en materia legal, el destrozo puede ser considerable ya que no podremos ver las consecuencias más allá de salir del atolladero del momento.

9.- LOS ABOGADOS SON CAROS.

Pues mire usted depende, depende de lo que considere caro, depende de lo que se esté jugando con ese contrato o esa consulta que debería hacer. Quizás una consulta le ahorre mucho dinero y tiempo (o las dos cosas), y en muchas ocasiones el precio por hora que le cobre su abogado no sea más elevado que el que le cobre su fontanero, o su electricista, así que eso de caro es relativo.

10.- GESTORES, ASESORES Y FAUNA NO CATALOGADA.

WARNING. Los hay más peligrosos que un mono con dos pistolas. Asesores fiscales sin formación adecuada que no asesoran, gestores que en lugar de gestionar, asesoran o gestionan mal.  En materia tributaria son muy famosos, se caracterizan por presentar escritos de alegaciones y recursos muy peculiares, y sin argumentos legales o fundamentos flojitos.  Tienen la habilidad de arruinarte un procedimiento, se recomienda establecer perímetro de seguridad.

 

Creo que están recogidas las categorías más importantes, espero que sirva para hacer ver los peligros de la falta de un correcto asesoramiento legal preventivo, y para sacar alguna sonrisa también…

 

 

Anuncios